LA FLECHA DE CUPIDO

A veces suele pasarnos que nos sentimos muy atraídos por alguien, nos sentimos enamorados y si corremos con suerte somos correspondidos por la otra persona, pero si no es así sufrimos por su cruel indiferencia.

Según la mitología romana esto era obra de Cupido, dios del amor. Cupido era ayudante de su madre Venus, dirigía la fuerza primordial del amor y la llevaba a los mortales. Era pícaro y carismático, pero a veces cruel con sus víctimas, ya que no tenía escrúpulos.

A la espalda llevaba dos clases de flechas: unas doradas con plumas de paloma que provocaban un amor instantáneo, y otras de plomo con plumas de búho que provocaban la indiferencia.

Así que cuando tropiecen con un amor no correspondido no se sientan mal, sólo échenle la culpa a Cupido y sean optimistas pensando que este travieso dios algún día los reunirá con su alma gemela y si no es así no está todo perdido aún les queda rezarle a San Antonio y ponerlo de cabeza…

Les dejo este video que me hizo recordar el tema… 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: