LA DESPEDIDA

Con este video les doy una introducción al tema… 

Me pregunto si existe un tutorial para superar la pérdida de un amor, ¡creo que no!, si así fuera no hubiese tanta gente llorando en los rincones del mundo. Y por experiencia propia sé que a muchos nos gustaría que alguien nos diera una guía para superar el dolor que implicar decir adiós a una persona que tanto amas.

Cada vez que sufrimos una pérdida, sentimos que algo de nosotros muere y se suele reflejar en sensaciones físicas: vacío en el estómago, falta de aire, cansancio; y en  nuestra conducta: trastornos alimenticios y de sueño, falta de concentración, llanto excesivo, aislamiento social.

A diferencia de un dolor físico, es imposible localizar el ocasionado por una pérdida emocional y por mucho que duela no lo puedes sobar. Se han hecho investigaciones que revelan que la misma parte del cerebro que procesa el dolor físico, también se encarga de procesar el sentimental.

Cuando decimos adiós a una pareja que ha significado mucho, provoca un gran vacío interno que nos hace perder el equilibrio y en ocasiones hasta el rumbo de nuestra vida, y comenzamos a enfrentarnos al duelo. Este periodo nos permite sufrir la pérdida y a reponernos de ella.

Como todo proceso el duelo también tiene etapas, la primera es cuando entras a un estado de confusión en la que te niegas a aceptar la realidad; después cuando despiertas del shock llega el momento de llorar, gritar y patalear; luego comienzas a experimentar sentimientos de enojo hacia todo el mudo y esta te lleva a la etapa de culpa, te recriminas por haber o no hecho algo, caes en los clásicos “hubiera”. La siguiente etapa es la más dolorosa, te sientes a solas con tu tristeza; pero cuando sales de esta y pasas a la próxima todo comienza a mejorar, ya que utilizas la energía de tu dolor para realizar actividades dedicadas e inspiradas por el recuerdo de la persona que has perdido; y así llegas a la última etapa, donde ya aceptas tu pérdida y eres consciente de que la vida sigue a pesar de lo vivido.

Sé que lo que te voy a recomendar no es fácil de hacer en una situación tan dolorosa, pero evita aislarte del mundo y refugiarte en un cuarto oscuro y solitario; no trates de reemplazar a la persona perdida sólo por evitar el dolor que causa el truene con la pareja, recuerda que las heridas que no sanan por completo tarde o temprano se vuelven a abrir; jamás sientas autocompasión, ser la víctima impide que aprendas de tus errores y por ningún motivo te refugies en las adicciones.

Recuerda que no hay herida que el tiempo no cure, sigue adelante con tu vida y aprovecha tu duelo como una oportunidad de aprender y crecer con la experiencia, ya que por experiencia propia es un situación que nos permite aceptar la realidad y adaptarnos a ella…

Les dejo este video que habla precisamente de decir adiós de forma sana y como una experiencia de aprendizaje

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: